A veces tienes que renunciar a personas.

A veces tienes que renunciar a personas.

A veces tienes que renunciar a personas. No es porque no te importan, sino porque tú no les importas a ellas
A veces tienes que renunciar a personas.
No es porque no te importan, sino porque tú no les importas a ellas.

Temas relacionados


Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario