No hay que ser ingeniero para construir un amor

No hay que ser ingeniero para construir un amor

No hay que ser ingeniero para construir un amor, ni abogado para defenderlo o doctor para salvarlo. Se requiere seer sincero para conservarlo
No hay que ser ingeniero para construir un amor, ni abogado para defenderlo o doctor para salvarlo. Se requiere ser sincero para conservarlo



Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada