Mientras Dios me tenga en sus manos

Mientras dios me tenga en sus manos

Mientras Dios me tenga en sus manos no habrá mal que me derrumbe, ni envidia que me alcance, ni enemigo que se me acerque.
Mientras Dios me tenga en sus manos no habrá mal que me derrumbe, ni envidia que me alcance, ni enemigo que se me acerque.

Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada