A veces tengo ganas de rendirme

A veces tengo ganas de rendirme

Dios, a veces tengo ganas de rendirme, pero cuando pienso en todo lo que haz hecho por mi, trato de sacar fuerza de donde no tengo y sigo luchando porqur tu mereces todo mi esfuerzo.
Dios, a veces tengo ganas de rendirme, pero cuando pienso en todo lo que haz hecho por mi, trato de sacar fuerza de donde no tengo y sigo luchando porque tu mereces todo mi esfuerzo.

Temas relacionados:




Compartir en Google Plus
Comparte en tus redes sociales y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales

0 comentarios:

Publicar un comentario